Karaoke

Yo quería dedicarte esta canción

erguida sobre la tarima del bar,

sentir tu mirada sobre mí,

entregarte la emoción

de las canciones compartidas,

revividas y al final,

que pensaras

que soy la única, especial.

La asociación directa de ideas

desafina, ebria,

y vence a la esperanza

pues pensaba

que te enamorarías,

fulminantemente,

pero no me miras más que de reojo;

comisuras fijas de vergüenza ajena,

y además, todos hablan,

estúpidas conversaciones

sobre mi voz cabizbaja.

Qué injusto,

pues elegí

esa canción que te gusta tanto

de los Pixies

que no es mi preferida

y aún así,

tu también hablas sobre ella.

Tendría yo que haber decidido

mi canción,

ahora me doy cuenta,

con las últimas notas,

como siempre ocurre,

que mi melodía

sólo me importa a mí.

Volver a Otros Poemas

Anuncios