Las verdades

<<Los Reyes son los padres>>

dijo mi compañera de colegio

y fueron sus palabras como un golpe,

un frío que discurre por la espalda,

inmune a los abrigos, implacable.

 

<<Mueres y luego, nada>>

zanjó mi tío el médico el verano

que consulté mis dudas sobre el cielo

y la función concreta de los ángeles.

Huyó la niebla de la infancia

el algodón de azúcar, el misterio,

los cuentos se quedaron sin perdices

y en cambio, ese algo amargo, oscuro,

pero cierto.  

 

Los muros protectores son paredes

alzadas en manglares, sin cimientos.

Las frases de consuelo son caricias

que chocan con la piel acorazada

de los cactus.

 

Y en cambio, entre las piedras

como joyas, estrellas que titilan en los huecos

del suelo gris resquebrajado

brillan puras y libres, las verdades.

<< Todo es mentira>>

<< Todos dañamos>>.

 

Lee otros poemas 

Anuncios