ToDo

He escrito en una lista

todas las cosas que no quiero

que me persigan.

Marco en rojo  cada día

mis avances.

Pero me miro al espejo

y  descubro que soy

mi peor enemiga

porque hasta en las enumeraciones

me he vuelto predecible.

No sé cómo, de pronto,

cambiarlo.

Tal vez si rompo

el papel  cuadriculado.

vuelve a Buenos Propósitos…

Anuncios